MENSAJE DEL RECTOR DE LA UNE: A la comunidad universitaria.

El coronavirus o COVID-19 tiene un impacto sin precedentes a nivel mundial por su devastadora acción sobre la vida humana. Está cambiando nuestro futuro sumiéndonos en la incertidumbre, debido a que emergió de una forma inesperada e inadvertida con una fuerza incontrolable para cegar muchas vidas. Estamos frente a una paradoja, donde la única manera de cuidarnos depende de nosotros mismos y consiste en el distanciamiento social. Este distanciamiento ha cambiado de manera dramática las relaciones personales y sociales que son las bases y la esencia de la educación presencial. Es un nuevo y gran desafío educativo.

En esta nueva coyuntura y en un escenario diferente, hago un llamado a toda la comunidad universitaria para coadyuvar con creatividad y talento, en este gran proyecto de reinvención institucional. Contribuyamos todos al fortalecimiento de nuestra casa superior de estudios, posibilitando el diálogo para asegurar la toma de decisiones en beneficio de la educación nacional.

El Coronavirus tiene un impacto de shock, lo que nos obliga a adoptar cambios transcendentales, para desarrollar nuevos paradigmas y construir un proyecto educativo con la participación de las autoridades, docentes, estudiantes y personal no docente, con actitud crítica y constructiva.

Estamos frente al imperativo de asumir grandes desafíos como la enseñanza virtual con sus aportes y limitaciones, el diseño, elaboración y evaluación de nuevos contenidos para el autoaprendizaje y el aprendizaje colaborativo.

Todo esto encaminado hacia la construcción de nuestro propio modelo universitario, propuesto por las autoridades y los docentes que se suman día a día para hacer posible una organización que abarque las áreas académicas, administrativas y financieras que garanticen la calidad educativa con equidad y justicia.

Se ha interrumpido temporalmente el proceso de mejoramiento físico de nuestro campus universitario. El estado actual de la infraestructura, de los equipos, de los talleres y laboratorios será modernizado para impulsar la educación con nuevos entornos virtuales, equipos de diseños didácticos y herramientas eficientes para hacer posible una reinvención como Cantuta, símbolo del magisterio nacional, que sin duda atraviesa por un momento histórico de redefiniciones.

Frente a esta situación de incertidumbre, hace falta un esfuerzo interinstitucional para acceder a la investigación pionera y potenciar la comunicación mediante el uso creativo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Ahora más que nunca nos toca investigar para resolver problemas, dialogar para aprender y proyectar para diseñar el futuro.

Seamos objetivos y conscientes de que la educación en espacio y tiempo real de praxis interactiva, cognitiva y emocional no ha llegado a su fin, ya encontraremos un modo de encararla combinando lo virtual y lo real.

El impacto del coronavirus es incalculable. Ante lo cual, tenemos la obligación de estudiar sus efectos con objetividad y no conformarnos con señalar que es un problema complejo, sino hacerlo de manera sistemática reparando en cada uno de sus componentes: biopsíquico, económico, político y cultural, sin perder de vista el núcleo de cada uno de estos sistemas que son la salud familiar profundamente deteriorada, con ingresos económicos cada vez más deprimidos, la desigualdad ligada a la carencia de poder político y el deterioro de los aprendizajes ante la falta de acceso a la información relevante.

Finalmente, debo asegurarles que venimos trabajando, haciendo todos los esfuerzos para buscar la unidad institucional, convocando a personalidades ilustres y representativas de la UNE, rescatando las mejores tradiciones comunitarias cantuteñas y rediseñando nuestro futuro enmarcado en acciones estratégicas de política institucional y gestión de recursos que los problemas actuales nos demandan.

Gracias a todos, por su participación y colaboración.

Dr. Luis Alberto RODRÍGUEZ DE LOS RÍOS
Rector